Feliz Navidad/Ruedas

Morir, morir, morir,
para vivir más fuerte
morir para perder la piel, la carne y el hueso
sonríen por las mañanas, no dudan, los muertos
pero morir, ay, no gusta si se trata de morir

te maquillan por encargo, trabajadores explotados,
te maquillan con tiritas en los dedos,
con vendas en las fosas nasales,
te maquillan, te maquillan
no saben que respiras, que estás sumergido,
hundido en la crema que extienden tus manos
hasta dejar una fina capa de cristal y reflejos

Estoy tan cerca del núcleo, me siento morir,
protege mi esfinge, vienen aquellos que quieren matarme,
camino tan lejos que no sabría qué hacer hasta el último instante

El muerto es quien toma la forma del barro,
mis poros, esquirlas de visión tras visión,
pensamientos troceados en cuentos cardiacos,
la tela meliflua, flexible, dispuesta a torcer el rumbo del tiempo, me ampara…

Invertir en verde para no gastar en negro

pinos-2-ramon
  • El último incendio en La Palma de Canarias deja quemadas más de 4.800 hectáreas, el 6,8% de la superficie de la isla

  • La Palma es el resultado de más de 2.000 años de fuego y pastoreo, pero las llamas han estado presentes en su superficie desde que la erupción de los volcanes la vieron nacer. Hoy en día, la acción antrópica ha hecho de los incendios un fenómeno recurrente que se ve agravado por la falta de recursos para combatirlo en el ámbito insular y el desarrollo de un modelo socioeconómico que genera grandes cantidades de biomasa, lista para entrar en combustión

Ha sido un año muy caluroso. La brisa tórrida de un verano asfixiante alimentó las llamas de los grandes incendios que se dieron en varios puntos de la península y en el ámbito insular. Uno de ellos, quizás el más cruento de todos, azotó la isla canaria de La Palma durante seis días, hasta que fue estabilizado por los equipos de extinción. El 3 de agosto, un muchacho alemán quemó los trozos de papel higiénico que había utilizado tras defecar en el bosque, los cuales, junto a diversas circunstancias, iniciaron y extendieron los focos de una de las catástrofes más importantes que ha sufrido el archipiélago en los últimos años. El resultado ha sido nefasto, ardieron más de 4.800 hectáreas de superficie, un agente de medio ambiente, Francisco Santana, falleció y casi 2.500 personas tuvieron que ser evacuadas por causa de este incendio de gran intensidad que afectó, principalmente, a los municipios de El Paso, Fuencaliente y Villa de Mazo, y del que aún quedan algunos restos activos bajo el suelo de los pinares palmeros. Sigue leyendo

Los Tratados de Libre Comercio e Inversión asaltan la economía local

Otra amenaza se cuece en los despachos de la Comisión Europea, un organismo de escasa legitimidad democrática que se permite el lujo de tomar decisiones y de negociar a puerta cerrada y en secreto las políticas que nos ha tocado sufrir. El TTIP, Tratado de Libre Comercio e Inversión (TLCI) entre Estados Unidos y la Unión Europea, es una herramienta más para profundizar en las medidas que han empobrecido a la sociedad e implementar un modelo basado en la precariedad y la exclusión social. Pretenden llevarnos de la crisis a la catástrofe, por si algunas no se atrevían a definir de esta manera la situación actual. Sigue leyendo

Óscar Reina, portavoz nacional del SAT: “En este sindicato no se rinde nadie ni dejamos tiradas a las personas”

Andrés Bódalo se ha convertido en uno de los símbolos de la lucha contra la represión.

Llegando a Madrid, he oído murmullos sobre un conjunto de jornaleros y jornaleras que han recorrido más de 300 kilómetros para luchar por la libertad de un compañero que ha sido injustamente encarcelado. No comerían hasta verlo y tenerlo, se decretaron en huelga de hambre y acamparon en la Plaza del Sol el día 15 de mayo. Cuando aterrizo en Barajas, se habían trasladado a la Plaza de Lavapiés, tras una entrevista con Manuela Carmena. En el campamento del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), veo agolpada una multitud que curiosea e interactúa con las sindicalistas andaluzas. Algunas descansan y otras se encargan de atender a los medios, a la gente, recoger firmas, vender camisetas (buena tela, bajo precio) y garantizar el buen funcionamiento del campamento.

La plaza de Lavapiés recibe un sol que castiga y decenas de trabajadores y trabajadoras andaluzas reclaman la libertad de Andrés Bódalo, encarcelado el 30 marzo tras un proceso judicial plagado de irregularidades y con todas las pruebas en contra de la resolución adoptada. Piden firmes justicia, día tras día, mientras se mantienen a base de agua con limón, agua con miel o, incluso, agua con miel y limón. Es un grupo heterogéneo, desde personas mayores de extraordinaria vitalidad a jóvenes inquietos que destilan visión y compromiso, como la hija del propio Bódalo, María Victoria. Uno de esos jóvenes, Óscar Reina, tiene 25 años y es portavoz nacional y secretario general del SAT. Es una persona con un discurso justo, sereno y repleto de pasión y se ofrece para ser entrevistado con el propósito de profundizar en la valentía de un pueblo que lucha por su libertad y en la determinación de un activista como Andrés Bódalo y del grupo que pide su excarcelación. Sigue leyendo

Del otro lado

Tan altas como las montañas,
qué coño? Más aún,
porque te oigo,
como un murmullo disperso, untado sobre la herida…

Y es que el tiempo ha pasado, joder
como los ejércitos por mi paciencia,
llegué a creer que habíamos perdido,
aunque te miento,
las primaveras no llegan en invierno
eso es algo que tendré que asumir…

Las baldosas de París tienen, ya por fin, un refugio,
no queda suelo y percibo que tu ingravidez es mi ingravidez,
al igual que recibo tu sonrojo en arrebatos
y la escarcha pirenaica hiere mi piel,
que se arranca para visitar todos los rincones del planeta

Revolotear entre las antorchas antropomorfas para dejar de ser en soledad…