La represión extrema de civiles en el este de Turquía ha terminado tras 19 días de calvario

17022504_1445627442170626_4190665027944123976_n.jpg
Fotografía tomada por Dilek Öcalan, diputada del HDP
  • Las fuerzas policiales y militares del estado turco impusieron un sitio a la localidad del distrito de Nisêbîn que causó una enorme carestía de productos básicos

Las habitantes de Xerabê Bava, en la provincia de Mêrdin en Bakur (Kurdistán en Turquía), acaban de pasar por un periodo de represión y de asedio por parte de los grupos policiales y militares dirigidos por la 2ª Brigada Comando de Gendarmería de Bornova del ejército turco. El Congreso Nacional Kurdo (KNK) asegura que, desde el 10 de febrero, la población civil de este municipio fue testigo de como sus derechos eran pisoteados por todo tipo de atrocidades y de actos de crueldad llevados a cabo por los soldados y policías que están al servicio del gobierno de Turquía.

A través de un comunicado, la organización kurda constata que “mientras decenas de personas seguían atrapadas en el pueblo, nadie sabía cuántos habían sido asesinados o arrestados”. Asimismo, añade que lo que está fuera de toda duda es que grupos de soldados turcos capturaron toda la localidad, “transformando cada casa en una prisión para sus habitantes, que ni siquiera pudieron alimentar a sus animales durante toda la fase de asedio”. Sigue leyendo

Una marcha para el mundo entero, una marcha por los derechos del pueblo kurdo

cronica

Es una marcha que nunca olvidaremos, fuimos “todas juntas de caravana” con un mismo ideal y objetivo, compartiendo alegrías y fatigas, apoyo mutuo y consignas. Hace pocos días que todo llegó a su cénit con la manifestación final del día 11 de febrero en Estrasburgo, a la que acudieron cerca de 30.000 personas entusiasmadas y dispuestas a dejar huella. La inmensa columna de gente, encabezada por los grupos de activistas internacionales y marchantes kurdas y kurdos, inundó las calles de la ciudad y sede del Parlamento Europeo con dos reivindicaciones claras y estentóreas: la libertad inmediata de Abdullah ‘Apo’ Öcalan, primer referente del movimiento de liberación kurdo, y una solución política para Kurdistán.

El territorio kurdo se extiende a través de las fronteras de Turquía, Irán, Siria e Irak, en el punto de encuentro de sus extremos. Por mucho tiempo, el pueblo de Kurdistán ha sido vilipendiado y negado del ejercicio de sus derechos más básicos, como el de autodeterminación. Sus gentes han sufrido por la tiranía de los países ocupantes y luchado por la libertad y la justicia durante décadas. Hace ya 18 años que su figura más emblemática, Öcalan, fue capturado por el gobierno turco con la complicidad de Occidente y, desde entonces, continúa en prisión. Sigue leyendo

Invertir en verde para no gastar en negro

pinos-2-ramon
  • El último incendio en La Palma de Canarias deja quemadas más de 4.800 hectáreas, el 6,8% de la superficie de la isla

  • La Palma es el resultado de más de 2.000 años de fuego y pastoreo, pero las llamas han estado presentes en su superficie desde que la erupción de los volcanes la vieron nacer. Hoy en día, la acción antrópica ha hecho de los incendios un fenómeno recurrente que se ve agravado por la falta de recursos para combatirlo en el ámbito insular y el desarrollo de un modelo socioeconómico que genera grandes cantidades de biomasa, lista para entrar en combustión

Ha sido un año muy caluroso. La brisa tórrida de un verano asfixiante alimentó las llamas de los grandes incendios que se dieron en varios puntos de la península y en el ámbito insular. Uno de ellos, quizás el más cruento de todos, azotó la isla canaria de La Palma durante seis días, hasta que fue estabilizado por los equipos de extinción. El 3 de agosto, un muchacho alemán quemó los trozos de papel higiénico que había utilizado tras defecar en el bosque, los cuales, junto a diversas circunstancias, iniciaron y extendieron los focos de una de las catástrofes más importantes que ha sufrido el archipiélago en los últimos años. El resultado ha sido nefasto, ardieron más de 4.800 hectáreas de superficie, un agente de medio ambiente, Francisco Santana, falleció y casi 2.500 personas tuvieron que ser evacuadas por causa de este incendio de gran intensidad que afectó, principalmente, a los municipios de El Paso, Fuencaliente y Villa de Mazo, y del que aún quedan algunos restos activos bajo el suelo de los pinares palmeros. Sigue leyendo

Los Tratados de Libre Comercio e Inversión asaltan la economía local

Otra amenaza se cuece en los despachos de la Comisión Europea, un organismo de escasa legitimidad democrática que se permite el lujo de tomar decisiones y de negociar a puerta cerrada y en secreto las políticas que nos ha tocado sufrir. El TTIP, Tratado de Libre Comercio e Inversión (TLCI) entre Estados Unidos y la Unión Europea, es una herramienta más para profundizar en las medidas que han empobrecido a la sociedad e implementar un modelo basado en la precariedad y la exclusión social. Pretenden llevarnos de la crisis a la catástrofe, por si algunas no se atrevían a definir de esta manera la situación actual. Sigue leyendo

Óscar Reina, portavoz nacional del SAT: “En este sindicato no se rinde nadie ni dejamos tiradas a las personas”

Andrés Bódalo se ha convertido en uno de los símbolos de la lucha contra la represión.

Llegando a Madrid, he oído murmullos sobre un conjunto de jornaleros y jornaleras que han recorrido más de 300 kilómetros para luchar por la libertad de un compañero que ha sido injustamente encarcelado. No comerían hasta verlo y tenerlo, se decretaron en huelga de hambre y acamparon en la Plaza del Sol el día 15 de mayo. Cuando aterrizo en Barajas, se habían trasladado a la Plaza de Lavapiés, tras una entrevista con Manuela Carmena. En el campamento del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), veo agolpada una multitud que curiosea e interactúa con las sindicalistas andaluzas. Algunas descansan y otras se encargan de atender a los medios, a la gente, recoger firmas, vender camisetas (buena tela, bajo precio) y garantizar el buen funcionamiento del campamento.

La plaza de Lavapiés recibe un sol que castiga y decenas de trabajadores y trabajadoras andaluzas reclaman la libertad de Andrés Bódalo, encarcelado el 30 marzo tras un proceso judicial plagado de irregularidades y con todas las pruebas en contra de la resolución adoptada. Piden firmes justicia, día tras día, mientras se mantienen a base de agua con limón, agua con miel o, incluso, agua con miel y limón. Es un grupo heterogéneo, desde personas mayores de extraordinaria vitalidad a jóvenes inquietos que destilan visión y compromiso, como la hija del propio Bódalo, María Victoria. Uno de esos jóvenes, Óscar Reina, tiene 25 años y es portavoz nacional y secretario general del SAT. Es una persona con un discurso justo, sereno y repleto de pasión y se ofrece para ser entrevistado con el propósito de profundizar en la valentía de un pueblo que lucha por su libertad y en la determinación de un activista como Andrés Bódalo y del grupo que pide su excarcelación. Sigue leyendo

Quemas, incendios y mafaldas

8448684360_69bd0040ba_o La segunda quincena del pasado mes de diciembre estuvo envuelta en llamas, que se lo pregunten a los equipos de extinción de la cornisa cantábrica y a los vecinos de la zona que atisbaron las columnas de humo y que huyeron de sus casas. Los datos oficiales registraron 396 incendios en Cantabria y 453 en Asturias, unas cifras que parecen altas y, de hecho, lo son, pero que no recogen los daños reales sobre la vegetación ni calibran la gravedad de la superficie quemada, que ronda las 10.000 ha en cada uno de los territorios autonómicos afectados. Estos son los hechos que han conmocionado a la opinión pública, las autoridades institucionales y los grupos conservacionistas han puesto el grito en el cielo y nadie pierde el tiempo, ya están buscando culpables.

Pero los estudios realizados en los últimos años demuestran que nada de lo narrado es nuevo y que cada invierno se quema el monte en el norte de la península ibérica. La estadística general que maneja el Ministerio de Agricultura revela que los episodios de incendios en invierno son tanto o más comunes que en verano, es más, el noroeste peninsular acumula el 63% de los incendios y el 46% de la tierra que se quema en todo el país. Eso sí, según señala la profesora Virginia Carracedo, de la Universidad de Cantabria, “no se abrasaba tanta superficie desde el año 1969”. Sigue leyendo

Siempre contaremos con el silencio de los socialistas

  • El PSOE de Alicante mete la cabeza en la arena ante la propuesta de manifestar su oposición a la firma del TTIP, el tratado que negocia la Unión Europea con EEUU, otro episodio neoliberal de sangre, sudor y lágrimas

‘Un partido socialista bendecido por los mercados, ¿Habrase visto?’, pero ya estamos curados de espanto, pues hace mucho tiempo que la socialdemocracia manifiesta esa actitud ladina y es incapaz de conciliar la retórica que practica con sus decisiones políticas. Otra vez más, enésima recaída, los socialistas traicionaron su compromiso con el pueblo en colusión con los intereses del poder económico, guardaron silencio y miraron hacia otro lado. En definitiva, han fracasado, fueron y son seducidos por el brillo anodino, pero brillo, del sistema.

El pasado 23 de diciembre, Guanyar Alacant y Compromís presentaron una moción ante el pleno del Consistorio de Alicante para declarar al municipio ‘localidad libre del TTIP‘, el Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos (EEUU) que se está negociando desde el año 2013 con una falta absoluta de transparencia. Mediante este Tratado de Libre Comercio (TLC), las grandes compañías multinacionales y los gigantes financieros de ambas partes obtendrían cuantiosas ganancias en el marco de una desregulación profunda del comercio y la inversión en detrimento de los derechos sociales y medioambientales. Sigue leyendo

Marisol Moreno ‘La Roja’: “Lucharemos para que cese el maltrato en la Plaza de Toros”

14447228408293 Llegando al Centro 14, ese organismo en el corazón del centro histórico de Alicante que, si bien fue concebido como un centinela que velase por un espacio reservado para el desarrollo de la juventud y las culturas juveniles, no ha dado mucho de sí en las últimas décadas. Algunos locos pensamos que es posible que los 20 años de gobierno del Partido Popular tengan algo que ver. Pero las cosas han cambiado, la izquierda ha llegado a las instituciones de la ciudad. Han pasado pocos meses y aún queda por ver cual será el papel de Guanyar Alacant y hasta dónde llegará esta transformación.

La concejal de Juventud y Protección Animal, Marisol Moreno, nos recibe en su despacho, el techo está cruzado por conductos como el de una nave industrial y una bandera LGTB preside la pared, como no podía ser de otra manera. Parece ser que la edil está muy ocupada, tuvo una reunión previa y tiene programada una reunión posterior. Pese a ello, atiende tranquila y sin prisas mis preguntas, por lo cual, ya he de mostrarme agradecido. Sigue leyendo

El TTIP pierde su valioso halo de discreción

Fotografía de Christian Mang

Fotografía de Edda Dietrich

De vez en cuando, es recomendable recordar las aportaciones de Naomi Klein en su obra La doctrina de shock, en la que especificaba un método de manipulación política que se resume en la disposición o el uso oportunista de numerosas situaciones de emergencia social para aturdir el criterio de la población y facilitar su adhesión al discurso y el sistema imperante. En este marco de prácticas de orientación de las actitudes colectivas, confluyen acontecimientos históricos como el establecimiento de dictaduras, la sucesión de guerras o la propia crisis económica que estamos viviendo. Con la misma lógica, la del bombardeo, se cierne sobre los pueblos la amenaza de los Tratados de Libre Comercio (TLCs), que llegan con múltiples formas a implementar un modelo al servicio de los intereses de las grandes corporaciones. Es el caso de acuerdos impulsados por Estados Unidos como el TTIP, el CETA y el TISA, que son negociados por la Comisión Europea (CE) a espaldas de la ciudadanía y en los que está involucrado el destino de la Unión Europea.

Pero esta vez, es posible que esta técnica de parálisis general no haya sido tan efectiva. Gracias a la labor de miles de activistas y al esfuerzo de 500 colectivos organizados en contra de este avance neoliberal, un foco de luz se ha posado sobre el TTIP y las argucias de los grandes lobbies de presión, así como la complicidad de muchos gobernantes y representantes que deberían defender el interés popular. El pasado miércoles, 7 de octubre, se organizó una acción europea y descentralizada, con sede en Bruselas, contra el acuerdo transatlántico en la que se presentaron más de 3.200.000 de firmas determinadas a frenar la imposición del TTIP, el CETA y el TISA, “suficientes para unir Gibraltar y Tallín con una cadena humana”. Así, con todo tipo de representaciones creativas de la protesta y una conciencia en expasión, se inauguró la Semana Internacional de Acción contra los TLCs, que ha cristalizado en numerosas movilizaciones por todo el territorio europeo, desde grandes capitales a pueblos con miles de habitantes (en Berlín, 250.000 ciudadanas salieron a la calle a protestar). Sigue leyendo

El Medusa SunBeach produce urticaria, a saber, explotación y anticultura

Llegó el veranito y la geografía española se llenó de festivales de música, de lugares sagrados para bailar o mecer las entrañas en reposo, en donde la cultura expresa su pluralidad y las gentes se mezclan entre ribetes de colores. Puedo imaginarlo, los brazos en alto del Etnosur, los tobillos frenéticos en el barro del Iboga Sumer Festival y el reflejo de la ribera en el Mar de Músicas. Así fuesen todos.

Pero no. No podía ser. Resulta que existe un mercado nada despreciable en la organización de eventos aparatosos que se jactan de su estética pomposa y estrafalaria -demasiado fucsia para toda una vida- y agrupan a la más selecta categoría de payasos escénicos que, al menos, quedó claro, supieron donde se encontraban: “¡Viva Valencia, Viva España!”. Parece ser que al público le encanta esta mierda y acude en masa a gastar el sueldo del trabajo estacional. En fin, grotesco espectáculo, la masa enajenada por el compás persistente de los tractores a todo volumen, los clásicos arrasados por la metralla, todo tipo de estimulantes y un tipo que se hacía llamar Vicente One More Time y que, presuntamente, se cree muy ingenioso. Esa y mucha menos es la calidad del Medusa SunBeach, un comistrajo repetitivo que algunos llaman techno, o remember, o vete tú a saber. Aunque casi olvido, por otra parte, a los chicos y chicas de la carpa de indie, supongo que ellos pueden quedarse en el purgatorio. Sigue leyendo