El Declive

Nacimos en declive y formamos parte de él. Un declive insaciable y crónico cuyo culmen no es posible atisbar. Desde hace décadas vivimos y morimos bajo una luz crepuscular permanente, las postrimerías de un sistema que no termina de sucumbir. Nuestra procedencia generacional nos sitúa en plena pendiente de las mayores inquietudes de nuestra civilización. El final de los ochenta nos vio nacer y, desde entonces, hemos sido incapaces de participar de cualquier movimiento social de relevancia y continuidad, el arraigo está ausente de nuestra experiencia y la pertenencia a un objetivo común difícil de lograr. Los noventa pasaron entre juegos (consolas, no nos engañemos) y despreocupación, mientras que la primera década del s.XXI se ha convertido en un agrio sarcasmo de los valores cohesivos carente de contenido. Todo lo que nos queda es un legado incierto cuyo significado se percibe de manera confusa e inconexa. ¿Cuáles son las preocupaciones propias de nuestra época?

Pese al pesimismo irremediablemente asociado a esta reflexión, nos proponemos buscar un sentido, una vía en la que se materialicen las inquietudes sobre nuestra identidad, definitivamente inconclusa. Y qué camino deberíamos tomar, hay tantos y de tan diversa naturaleza. Pero la necesidad del contacto humano se muestra diáfana en aras de favorecer un clima empático que impulse la construcción de un vínculo identitario común. Las metas para un bien colectivo, serían, de esta manera, una consecuencia lógica del proceso de integración. El desarraigo, tal y como lo vivimos, se constituye como la epidemia de nuestra época. Así como la cadena de montaje aisló a la clase trabajadora del proceso en su totalidad, dejándolos a merced de aquellos que lo controlaban; hoy en día, la especialización inunda todos los matices de la realidad social, cuando no hay nada más desaconsejable para un humanista que sumirse en el descontexto. Por ello, reivindicamos una mirada holística para la sociedad y trataremos, en la medida de lo posible, de abordar desde una perspectiva ecléctica y rigurosa nuestras consideraciones.

De la misma manera, denunciamos tanto la forma como el contenido de los medios de comunicación hegemónicos, su metodología plagada de manipulación y por toda clase de enredos. Entre la maraña de estímulos, cada día se advierte con mayor claridad la urgencia: ‘Hagamos añicos las cadenas, que emerja la información marginal’. Y con marginal no pretendemos hacer referencia a un ermitaño con una antena de caucho, sino al compromiso que supone informar con honestidad y valentía. Y con urgencia no reafirmamos la conformidad ante la inmediatez imperante y la ola de superficialidad en lo cotidiano. Es por esta razón que la reducción del tiempo disponible excluye la profundidad que precisa cualquier análisis de la realidad, segmentándola, ocultando sus ramificaciones y desvinculando las posibles conclusiones. Es así que nos desmarcamos con prudencia de la generación twitter que, si bien es capaz de fomentar la creatividad y la comunicación social, tampoco debemos olvidar que el devenir de los acontecimientos es un sistema complejo  que no puede cristalizarse en 140 caracteres. La simplificación y atomización de los hechos es la responsable de la ceguera y la apatía colectiva que padecemos a diario.

Es mucho que llevar a la espalda pero, desde nuestra escasa y humilde experiencia, intentaremos ofrecer un punto de vista propio y alternativo que pueda, en cierta manera, contribuir a la consecución de la evolución social y, por tanto, de las personas en un proceso de retroalimentación positivo. La intención no lo es todo pero no carece de relevancia, es más, es fundamental.

Al público, contemplemos sin prejuicios y sin concesiones arbitrarias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s