La represión extrema de civiles en el este de Turquía ha terminado tras 19 días de calvario

17022504_1445627442170626_4190665027944123976_n.jpg
Fotografía tomada por Dilek Öcalan, diputada del HDP
  • Las fuerzas policiales y militares del estado turco impusieron un sitio a la localidad del distrito de Nisêbîn que causó una enorme carestía de productos básicos

Las habitantes de Xerabê Bava, en la provincia de Mêrdin en Bakur (Kurdistán en Turquía), acaban de pasar por un periodo de represión y de asedio por parte de los grupos policiales y militares dirigidos por la 2ª Brigada Comando de Gendarmería de Bornova del ejército turco. El Congreso Nacional Kurdo (KNK) asegura que, desde el 10 de febrero, la población civil de este municipio fue testigo de como sus derechos eran pisoteados por todo tipo de atrocidades y de actos de crueldad llevados a cabo por los soldados y policías que están al servicio del gobierno de Turquía.

A través de un comunicado, la organización kurda constata que “mientras decenas de personas seguían atrapadas en el pueblo, nadie sabía cuántos habían sido asesinados o arrestados”. Asimismo, añade que lo que está fuera de toda duda es que grupos de soldados turcos capturaron toda la localidad, “transformando cada casa en una prisión para sus habitantes, que ni siquiera pudieron alimentar a sus animales durante toda la fase de asedio”. Sigue leyendo

Anuncios