Una mujer en Honduras

Más bonita que tú, asesino,
más lista, más amable y más sencilla,
con la tierra, negra, entre las manos,
con los ojos cerrados, con un llanto que germina,
y las tripas, sí, en su manos… y la vida

Te quedaste vacío y, por eso digo,
más alegres, nosotras, más lúcidas y más valientes…

Más comprensiva, ella,
más atenta que vosotros desalmados…
Supo ver, incluso muerta,
mirar la herida,
más mujer, más madre, más indígena…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s