Marisol Moreno ‘La Roja’: “Lucharemos para que cese el maltrato en la Plaza de Toros”

14447228408293 Llegando al Centro 14, ese organismo en el corazón del centro histórico de Alicante que, si bien fue concebido como un centinela que velase por un espacio reservado para el desarrollo de la juventud y las culturas juveniles, no ha dado mucho de sí en las últimas décadas. Algunos locos pensamos que es posible que los 20 años de gobierno del Partido Popular tengan algo que ver. Pero las cosas han cambiado, la izquierda ha llegado a las instituciones de la ciudad. Han pasado pocos meses y aún queda por ver cual será el papel de Guanyar Alacant y hasta dónde llegará esta transformación.

La concejal de Juventud y Protección Animal, Marisol Moreno, nos recibe en su despacho, el techo está cruzado por conductos como el de una nave industrial y una bandera LGTB preside la pared, como no podía ser de otra manera. Parece ser que la edil está muy ocupada, tuvo una reunión previa y tiene programada una reunión posterior. Pese a ello, atiende tranquila y sin prisas mis preguntas, por lo cual, ya he de mostrarme agradecido.

Marisol La Roja, militante de EUPV, es licenciada en filología árabe, ha estudiado en países como Marruecos o Egipto y ha estado muy vinculada al movimiento feminista, animalista y LGTB. Además, su travesía por el activismo político la ha llevado a elegir una herramienta muy particular para transmitir mensajes reivindicativos, el monólogo cómico. Una forma amable pero osada de acercarse a la cruda realidad desde la parodia y la incorrección política. No está de más, en estos tiempos abrumadores que corren, echarse unas risas por los males de este mundo, aunque acabes imputada por ello.

¿Cuáles son tus principales impresiones de la institución tras los primeros cien días de gobierno? ¿Has encontrado obstáculos para desarrollar las funciones de tu cargo?

Como todo el mundo sabe, en los primeros cien días, fui imputada por un delito de injurias a la corona y he sido citada en la Audiencia Nacional. Todo ha ido más rápido de lo esperado.

En cuanto a las instituciones, la coordinación y el equilibrio fueron los principales problemas que encontré en la Administración. Hay mucha burocracia que te frena en todo lo que quieras hacer y también hay mucha desconfianza. Han sido 20 años del Partido Popular, con muchos puestos a dedo, y a veces estamos trabajando con funcionarios que impiden nuestra labor política.

Por otro lado, he sido activista toda mi vida (de movimientos LGTB, feministas y animalistas) e intentar hacer algo bueno por Alicante es de las mejores cosas que me ha pasado, me fascina. Así que estamos trabajando en ello y dentro de un año empezarán a ser notorios los cambios en Juventud y Protección Animal.

También cabe destacar la reducción en los presupuestos. Juventud recibía un millón de euros y ahora sólo cuenta con 187.000. Aún así pensamos que se pueden hacer muchas cosas con esa cantidad si se aplica otra perspectiva y otra gestión.

¿Qué características del funcionariado suponen un obstáculo para tomar medidas innovadoras?

Tras 20 años de PP, hay muchos vicios. A los funcionarios hay que exigirles otro tipo de metas, favorecer la movilidad interna para diversificar y mejorar su formación en los diferentes ámbitos institucionales. Para los que venimos del activismo en la calle, existe otra forma de hacer las cosas, más plural y más transparente.

La función pública se ha vuelto rutinaria y no permite la creación de nuevos proyectos. Aquí no se ha creado nada nuevo en dos décadas y, quizás, muchas, no han tenido la oportunidad de aportar algo innovador. Es un problema coyuntural.

Queremos que lxs jóvenes se eduquen y asistan a a cursos y talleres de género y violencia machista”

¿Cuáles son los principales proyectos que se quieren impulsar desde la Concejalía de Juventud?

Por una parte, tenemos el Banco de Proyectos, una entidad encargada de asignar proyectos menores (por debajo de los 18.000 euros) que antes se otorgaban a dedo y hoy en día los abrimos a la ciudadanía.  Pensamos que las ideas nuevas y la frescura están en la calle.

El Banco de Proyectos registrará propuestas de jóvenes entre 12 y 35 años hasta el 13 de noviembre. Cualquier tipo de iniciativa ligada al mundo de la Juventud tendrá cabida. Una vez sea la selección, los proyectos para jóvenes se incluirán en el programa que hacemos aquí, ‘Tú, otra historia’, al que pretendemos cambiar el nombre.

Se fomentarán iniciativas que promuevan valores como la igualdad o el ecologismo, corrientes que, entendemos, son necesarias para cambiar la ciudad. Sinceramente, desde mi punto de vista feminista, creo que, dado que tenemos contacto con los institutos, debemos lanzar cursos y talleres relacionados con la violencia machista.

La provincia de Alicante es la primera en las estadísticas de este tipo de agresiones de todo el país. Es más, los estudios demuestran que la violencia sexista es sufrida también por niñas de entre 12 y 17 años. Es algo de lo que la Administración ha de hacerse cargo de inmediato, es un problema social muy fuerte y hay que hacer un plan de choque. Si la televisión ofrece programas profundamente machistas, las jóvenes deben educarse y asistir a talleres contra la violencia machista o hablar de los estereotipos y de la contrucción social del género para que sepan que no tienen que ser como les dicen.

También hay que realizar programas sobre el bullying y profundizar las causas del miedo al diferente. El bullying homofóbico, específicamente, es brutal. Los gays y lesbianas salen del armario pero se enfrentan a una sociedad que los discrimina.

Por otra parte, en esta institución se han estado haciendo las mismas actividades durante años, los mismos talleres (todo el mundo ha hecho el cursillo de photoshop), las mismas ideas. Hay que realizar proyectos nuevos que interesen a la juventud como aquellos relacionados con el video art, las plataformas multimedia o internet.

El Centro 14, además, es muy endogámico y vienen las mismas personas año tras año, mientras que otras zonas de Alicante, como la Zona Norte o las partidas rurales no tienen ninguna presencia. Hemos de contar con las partes olvidadas de la ciudad.

¿Existe una coordinación efectiva entre las diferentes concejalías que puedan confluir en proyectos similares?

Juventud tiene que estar colaborando con otros departamentos como Cultura, Acción Social, Educación e Igualdad. Eso nunca se ha hecho aquí, y ahora estamos dispuestos a que se lleve a cabo una comunicación regular entre las concejalías.

Debido a la poca cooperación y equilibrio entre las diversas carteras, cada una iba a su bola y no sabían en qué andaban metidas las demás. Como consecuencia, se repetían los cursos y talleres. En vez de hacer dos talleres de arte, uno en Juventud y otro en Cultura, por qué no sumamos los esfuerzos y presupuestos para realizar un sólo proyecto bien chulo y de mayor magnitud para toda la ciudadanía.

De momento, ya hemos celebrado algunas reuniones con los técnicos entre Cultura, Acción Social y Juventud, a ver que podemos poner en común y que podemos hacer en conjunto.

¿Cuál es la situación de Protección Animal?

La Concejalía de Protección Animal no tiene ni equipo técnico ni presupuesto, por lo que está costando mucho avanzar. Es un campo novedoso y es la primera vez que algo así existe en esta ciudad, pero esperamos que el año que viene tengamos ya dispuesto lo que necesitamos para llevar a cabo nuestra labor. Enviamos una propuesta de presupuesto, tampoco pedimos mucho, a ver qué nos dicen.

Con los técnicos sí que tenemos un problema. El Ayuntamiento está intervenido hasta 2020 (como consecuencia de su endeudamiento) y no podemos contratar a más gente por los recortes, por lo que muchas concejalías, como la de Acción Social, están teniendo problemas de personal.

Además, piensa que crear una Concejalía de Protección Animal es muy controvertido, genera opiniones muy polarizadas y un gran debate en la sociedad acerca de la necesidad de estas medidas, lo que ya es un paso.

¿Qué proyectos pretendéis impulsar desde esta concejalía?

Tenemos en mente un pedazo de proyecto que incluye infraestructuras, civismo, formación y educación. Necesitamos técnicos para llevarlo a cabo y, si lo conseguimos, será uno de los proyectos más importantes de mi vida.

Alican, por una parte, se basará, entre otras cosas, en la implantación del transporte público para animales, el Buscan, del que hicimos una prueba hace un mes y fue una pasada. Toda la gente estuvo flipando con los pasajeros que esperaban al autobús con sus animales. Además, es una iniciativa que ya se ha establecido en capitales como Barcelona, Zaragoza y Berlín, no nos estamos inventando nada.

Pese a ello, suscita mucho debate en las redes sociales, con opiniones muy polarizadas. Algunos dicen que los perros se cagarán en el autobús, pero, que sepamos, los perros no suelen hacerlo si van en un coche privado, no hay fundamento. Además, he visto barbaridades en los autobuses nocturnos y nadie se queja de ello.

Respecto al tema de las alergias, hemos propuesto habilitar un coche de cada línea que vaya señalizado con algún distintivo que indique que es un transporte donde los pasajeros pueden ir con sus animales fuera del transportín. Si eres alérgica y ves el autobús con la ‘franja amarilla’, puedes esperar al siguiente.

Además, las estadísticas en ciudades como Zaragoza dicen que suben una media de tres o cuatro perros al día. No por habilitar un transporte para discapacitados va a ser utilizado sólo por este colectivo. Hay que tener esto en mente.

Para hacer esto, tendré que hablar con la Concejalía de Transportes y con Masatusa, la empresa adjudicataria del servicio, que nos cobra suficiente como para que haya autobuses para caballos y delfines (risas). Pueden perfectamente establecer un servicio para animales.

Las personas que quieren ir a la playa o a un veterinario de urgencia con sus animales necesitan un transporte público para trasladarse. Hay que evolucionar, ¿o es que una persona no puede subir al autobús con su compañero?

Mucha gente no viene a la ciudad por la falta de espacios u hoteles caninos”

Diferentes grupos llevan tiempo demandando la delimitación de parques para perros en todos los barrios de la ciudad. ¿Cómo se está planteando esta iniciativa?

Alican también contempla la creación de parques para perros, un proyecto en colaboración con la Concejalía de Parques y Jardines. Existe una guía que ha elaborado Apamalia, una asociación animalista, que señala los parques ya creados y que advierte sobre la demanda creciente de estas infraestructuras.

Hay parques que son horribles, secarrales vallados. La idea es poner gravilla, bebederos, bancos para las personas y árboles. Por ejemplo, el parque de Pau V es una pasada, una verdadera zona de esparcimiento canino donde los perros pueden ir sueltos. Hay que generalizar los parques caninos.

También está el tema de las playas para mascotas, que es increíble que Alicante no tenga una como la tiene Campello. Mucha gente no viene a la ciudad porque no existen espacios caninos en las playas u hoteles para perros, afecta al turismo. Es una cuestión importante y ya estamos mirando dos espacios para estas zonas caninas.

¿Se desarrollarán políticas y campañas en términos de concienciación?

Haremos cursillos de civismo y sensibilización que se harán con participación ciudadana y en los barrios para descentralizar la actividad de la ciudad. Los cursos serán para el binomio persona – mascota y se repartirán unos carnets con los que podrán acceder a las playas o subir al buscan. Si no tienes el carnet, no puedes acceder. Lo que se pide a la ciudadanía es que haga el esfuerzo de asistir a estos espacios de formación para que se mejore, en cada caso, la vida de estos animales. Estoy segura de que la mayoría estará encantada de acudir a estos cursos.

También está el tema del censo. Para el Ayuntamiento es muy importante que esta herramienta refleje la realidad para poder hacer estadísticas y hacer mejor nuestro trabajo. De momento, tiene un valor recaudatorio, cuesta 30 euros censar a tu perro. Vamos a reducirlo a 10 euros, que incluye el censo y el acceso a los cursillos que he mencionado y, de esta manera, favorecer el registro. Creemos que hay que ofrecer para recibir.

¿Se abordará el fomento de la sensibilidad animalista en temas como los circos con animales o las corridas de toros? ¿Y qué decir de la industria ganadera o la experimentación con animales?

Los grupos animalistas son geniales y se ofrecen enseguida a colaborar. Estamos trabajando en todo momento con ellos porque son los expertos en el tema y queremos nutrirnos de lo que piensan. Los cursos serán muy específicos, una especie de entrenamiento para educar a los perros, fomentar la adopción, etc. En cuanto a los temas ligados al veganismo y el efecto del capitalismo sobre los animales, tenemos algunas ideas.

Tenemos contacto con concejales animalistas de la provincia con quien compartimos las controversias que sufrimos y como nos ningunean desde algunos organismos. Así aprendemos en conjunto a desarrollar y sacar adelante los proyectos. Hay un red animalista en el norte con municipios de País Vasco, Galicia o Aragón y queremos hacer algo parecido.

De esta manera, queremos celebrar en enero unas jornadas animalistas en las que invitaremos a estos concejales a contar su experiencia y se darán charlas y eventos relacionados con la concienciación animalista.

¿Qué pasará con las colonias felinas?

Es un problema muy gordo. Estas colonias tienen alimentadoras, el 90% son mujeres, que muchas veces tienen problemas con los vecinos que, en algún caso, han llegado a tirar piedras. También hay multas por dar de comer a los gatos. Se pretende eliminar estas multas y empoderar a estas vecinas para que sean voluntarias municipales y controladoras de las colonias. Ellas saben mejor que nadie cuántos gatos hay y cómo cogerlos o acercarse a ellos.

La idea es darles un carnet y que sean parte del Ayuntamiento, que sean la ciudadanía en movimiento. Habrá cursillos que darán los animalistas en los que se enseñe, entre otras cosas, cómo alimentar a los gatos pues muchas veces se les da comida de casa que atrae cucarachas y otros insectos, hay que darles pienso seco.

Tampoco hay que olvidar la importancia de la esterilización y su extensión como medida de contingencia. Además, los gatos son animales muy limpios, la suciedad y la insalubridad se encuentran en los solares que llenamos de porquería.

También quiero mencionar el CES, la campaña de esterilización y suelta de gatos. Estamos hablando con el Colegio de Veterinarios a ver qué precio nos pueden hacer o si podemos captar alguna subvención. Pero para empezar a organizar el primer CES de la ciudad he tenido que sacar dinero de una partida de gastos de representación de 1.500 euros para mi actividad como concejal (todos tenemos una). Como no lo pensaba tocar, lo estamos usando para las primeras esterilizaciones.

¿Se retirará la licencia de explotación a la empresa que actualmente gestiona la Plaza de Toros de Alicante y que realiza espectáculos taurinos?

En 2017, cuando expire la licencia de explotación, lucharemos porque no haya corridas de toros en Alicante. No prohibiremos esta actividad pero, tal y como figura en el programa de Guanyar, no se cederán espacios públicos para eventos de maltrato animal. Según las estadísticas, el 75% de la ciudadanía alicantina está en contra de las corridas de toros, no se puede usar un espacio público de más de mil metros cuadrados para algo que rechaza tanta gente. Llevamos mucho tiempo aguantando este tipo de espectáculos.

El uso del espacio debe estar equilibrado. Por eso pretendemos hacer eventos culturales como conciertos o teatro al aire libre con precios asequibles, porque eso es otra cosa, mucha gente no ha entrado nunca en la plaza porque las corridas de toros son muy caras. La plaza es muy bonita y debe de ser una espacio para toda la ciudadanía. En Villena, los Verdes han hecho algo parecido y la gente está encantada, ahora tienen mayoría absoluta. No es nada nuevo, está comprobado que estas medidas son muy positivas.

Además, no hay que olvidar que esta actividad genera, en el mejor de los casos, unos ingresos mínimos para la Administración cuando hay otros eventos que suscitan más expectación y mayor liquidez a las arcas públicas.

Así que, en 2017, daremos toda nuestra entrega para que cese el maltrato en ese espacio público. Pero quisiera decir también que la competencia de la concesión de explotación está en manos de los compañeros del Partido Socialista y no lo puedo garantizar puesto que no depende sólo de mí. De lo que no hay duda es del debate que se va a producir cuando llegue el momento.

El movimiento animalista exige la abolición de las corridas de toros y la prohibición de cualquier tipo de maltrato. ¿Por qué no se llevan a cabo este tipo de medidas? Si no se puede permitir la tortura a los seres humanos, ¿por qué no hacer lo mismo en el caso de los animales?

En primer lugar, no soy prohibicionista, ese tipo de medidas no suelen funcionar. Mi espíritu animalista eliminaría en este mismo momento todas las actividades taurinas pero se supone que representamos a toda la ciudadanía.

Por otra parte, el mundo taurino tiene sus propios argumentos y herramientas para retrasar la extinción de las corridas de toros y algunas de ellas son muy efectivos en la opinión pública. En buena medida, la gente ignora o no presta atención a las implicaciones reales de la tauromaquia y hay que reconocer que el sector taurino tiene un poder muy considerable. Fíjate que sólo pagan un IVA del 10% cuando el tipo de gravamen para la cultura es del 21%. Tienen muchos privilegios y pueden mover muchos hilos. Otra prueba de ello es que hasta la televisión pública promociona su actividad.

Además, es muy difícil prohibir algo cuando no cuentas con la conciencia y la complicidad de la inmensa mayoría de la población. Primero hay que educar a la gente y enseñarles la cruda realidad de las corridas de toros para que, en unos años, se puedan prohibir los festejos taurinos con el apoyo masivo de la ciudadanía. Cuando las personas empaticen con el animal, habremos dado un gran paso. No podemos abolir directamente, pero se pueden dar pasos en esa dirección.

“No podemos abolir de golpe las corridas de toros sin un apoyo masivo de la población, pero podemos dar pasos en esa dirección”

¿Cuál es tu relación con el mundo taurino de Alicante?

Pues, como podrás imaginar, bastante mala. Algunos de los grupos que me ha denunciado y llevado a la Audiencia Nacional son de las peñas taurinas de Alicante,  como la Peña Pacorro que tiene su sede al lado de mi casa. La relación, por lo tanto, es mala o inexistente. Tuve un cara a cara en 12tv con el propietario de la plaza de toros. Fue un debate cordial, pero nuestras ideas son totalmente opuestas.

Los colectivos taurinos se han organizado para machacarme prácticamente desde que llegué a la función pública. Cuando salió todo el tema de los twitters por lo que se me acusa, ellos fueron los que más presionaron e incluso algunos llegaron a amenazarme por mail o redes sociales, no veas como se las gastan.

Luego conozco a gente que son taurinos y nos llevamos genial pero con los sectores más casposos no hay manera. Creo que todo esto tiene que ver con la actuación simbólica de romper las entradas para las corridas de toros en la gran manifestación antitaurina que hubo en Alicante durante las fiestas patronales.

La pecera de Plaza Nueva tuvo problemas técnicos y acabó hirviendo a los peces de su interior. Ahora, los grupos ecologistas y animalistas exigen que no se vuelva a habilitar el acuario y han dado ideas para que se sustituya por algo que no suponga la esclavitud o el maltrato de cualquier animal. No sé qué competencias tendrá Protección Animal en este tema pero ¿cómo se resolverá el conflicto creado alrededor de esta pecera?

La competencia es de Gloria Vara, que es quien gestiona infraestructuras y este tipo de cosas. En mi opinión, la pecera era un desastre muy costoso que no llamaba mucho la atención. Yo he estado trabajando en un bar de esa plaza durante un año y no ví que suscitara mucho interés.

Con los 60.000 u 80.000 euros que la pecera nos costaba al año, se pueden hacer todo tipo de actividades para niños como marionetas o cuentacuentos que también favorecen la creación de empleo. Tener tantos peces ahí y de ese tamaño era una barbaridad y la Administración debe ofrecer alternativas.

Desde Ecologistas en Acción se lanzó una alternativa interesante: colocar minicámaras en el fondo marino de la isla de Tabarca y retransmitir las imágenes por unas pantallas que estarían en Plaza Nueva y que podrían ser interactivas. Parece una propuesta atractiva, ecológica, moderna y que promociona la imagen de Tabarca, ¿qué opinión te merece?

Me encanta, yo lo aplicaría ya. Lo que está claro es que no metería animales vivos en esa pecera, pero si quieren conservar la estructura se puede usar para realizar actividades para niños, talleres o, incluso, para albergar pantallas interactivas.

Además, es una zona con mucha actividad a la que van músicos y otros artistas. Seguro que se pueden hacer cosas mucho mejores que encerrar a peces enormes en un pequeño tanque donde muchos enfermaban hasta que un fallo técnico acabó con todos.

“La expresión creativa no puede ser causa de delito o inhabilitación”

¿Cómo es vuestra relación con los movimientos sociales ligados a vuestras competencias?

Muy buena, nos apoyamos en ellos. Lo que no entiendo es que un concejal no cuente con la gente que ya está trabajando en sus responsabilidades. Nos debemos nutrir las unas a las otras. Aquí estamos contando con todas las asociaciones animalistas para elaborar ordenanzas o desarrollar talleres y cursillos. Ellos son los expertos y no podemos ningunear su esfuerzo. Siempre he pertenecido a los movimientos sociales y entiendo su importancia.

La Administración no debe ser elitista, en plan ‘desde arriba hacemos y cambiamos’. También recibimos mucho apoyo del Consejo de Juventud, al que consultamos en todo momento. Está formado 30 asociaciones juveniles que saben lo que quieren y tienen que solicitarlo a la Concejalía, nosotros no podemos llegar a todas las áreas que éstas estan abordando. En el Consejo de la Juventud se agrupan asociaciones de toda tendencia que representan la pluralidad de esta ciudad: boy scouts cristianos, grupos feministas, mujeres árabes, etc.

En el terreno del animalismo, tenemos contacto con Animals Feel, Galgos 112 o Asoka. Asoka, por ejemplo, ha realizado una labor impresionante y no tiene ni 100 euros de subvención pública. Es una pena porque Asoka no cuenta con la extensión requerida a las protectoras de animales para trabajar con el Ayuntamiento. De momento, las instalaciones de Bacarot son las únicas que cumplen con estas condiciones administrativas.

¿Se avanzará en la regulación y supervisión de las protectoras de animales y perreras?

Sin duda, estas entidades han de ser transparentes. En primer lugar, la idea es instalar cámaras en los complejos de acogida y realizar visitas periódicas desde el Consejo de Protección Animal que vamos a crear. Fiscalizarnos los unos a los otros es una cosa muy saludable.

Finalmente, tras la polémica de los mensajes en la red, estás imputada y has tenido que ir a la Audiencia Nacional. ¿Dimitirás en caso de que te condenen?

No quiero dimitir, no pienso que haya nada malo. En los estatutos de Guanyar Alacant se especifica que aquellos cargos imputados por corrupción u otros delitos como el maltrato animal o la violencia machista, deben dimitir, pero éste no es el caso. Se está juzgando la expresión de una opinión en las redes sociales que manifesté en 2012 cuando era una ciudadana indignada y no una representante pública. Me parece muy injusto que se me juzgue por ello.

Cuando veo a un elefante muerto con dos tipos posando con una escopeta, me pongo furiosa y puedo despotricar en mis redes privadas, sea el Rey, el Papa o mi tío. Lo que no entiendo es que si esto no fue un delito en 2012, cuando no era concejal, por qué ha de serlo ahora. Esta tendencia la estamos viendo en muchos nuevos políticos que somos activistas como Guillermo Zapata o Rita Maestre. El activismo tiene ese punto pasional y, a veces, visceral. Intentas extender una idea para cambiar las cosas a través de tus mensajes. No es justo que se me juzgue por eso y antes de que Sonia Castedo se siente en el banquillo.

El problema que más temo es que la condena puede incluir la inhabilitación para ejercer un cargo público y, si eso pasa, yo no podré hacer nada.

Algunas de las frases por las que te están procesando forman parte de tus monólogos. ¿Qué espacio queda para la libertad de expresión?

Las acusación es por injurias a la corona, las de atentado contra las libertades públicas e incitación al odio y a la violencia han sido desestimadas. En efecto, algunas frases por las que se me acusa forman parte de mis monólogos de humor, tengo uno sobre la familia real, y entiendo que es una expresión creativa que puede formar parte del ámbito literario y que no puede ser causa de delito.

MARISOL--620x349

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s